Principal

Diario YA


 

tras la muerte del padre Pajares

Doble rasero ante la labor arriesgada y altruista de los misioneros católicos

Manuel Parra Celaya. Solamente a título de ejemplo… ¿Han intentado ustedes encontrar en personas o medios que tienen a gala ser “políticamente correctos” alguna alabanza a la labor arriesgada y altruista de los misioneros católicos en su cuidado de los enfermos del ébola, incluso tras la muerte del padre Pajares?

lo que nació con la “religión secular”

A vueltas con la armonía

Manuel Parra Celaya. En ocasiones, cuando me pongo a pensar en términos no de política sino de metapolítica, me asalta una sospecha fundamental: ¿avanzamos con esa imparable aceleración histórica de ritmo vertiginoso o es una pura sensación y realmente damos vueltas sobre nosotros mismos, partiendo y retornando a un único punto?

los españoles estamos aquejados –hoy más que nunca- de una enfermedad social que Ortega denominó particularismo

Mirar a otra parte

Manuel Parra Celaya. ¿No experimentan ustedes una sensación incómoda cada vez que, al efectuar una compra con nuestra tarjeta de crédito, el vendedor nos pide teclear el número secreto y mira a otra parte cuando lo estamos haciendo? Es una muestra obligada de discreción, pero tiene un no sé qué de altivez, de artificiosa benevolencia y de desprecio…
“Por lo menos son ladrones de aquí…”

La Cataluña normal

Manuel Parra Celaya. Temo que hoy voy a defraudar a los lectores habituales de mis líneas semanales, porque no trataré en ellas del fraude tributario de Jordi Pujol, y ello por dos motivos: el primero es que nunca me ha gustado hozar en la porquería; el segundo, porque estoy seguro de que la noticia no va a servir para convencer a ningún forofo del “derecho a decidir” y cosas así; ya tienen preparada, de antemano, como si fuera un  amuleto, la respuesta: “Por lo menos son ladrones de aquí…”

“¡Dios no puede desamparar a España!”

Nosotros también PODEMOS

Manuel Parra Celaya. El éxito de “Podemos” en las elecciones europeas ha alborozado a un sector de la izquierda, excepto al PSOE, que suele llamar a “su” Pablo Iglesias “el bueno”, con notoria intención, y que coincide con sus adversarios del PP en el susto por si se acaba el “turno” bipartidista en esta Segunda Restauración –y las consiguientes cacicadas- del mismo modo que terminó en la Primera. Al resto de los españoles –y a muchísimos europeos- no les ha alborozado nada, pero sí les ha sorprendido el auge de este nuevo populismo.

Al parecer, el acto ya se celebró en los locales de "Caixa Fórum"

El silencio de los pastores

Manuel Parra Celaya. Hace un par de semanas me hacía eco ante los lectores de DIARIO YA de que se preparaba un curioso acto masivo de “entidades eclesiásticas en favor del derecho a decidir” –esto es, del separatismo- y al que yo confería, dentro de su carácter anecdótico y nada sorprendente para quienes somos catalanes y conocemos el percal, la categoría de incitación a crear un cisma religioso en una sociedad que ya viene experimentando los efectos de una ruptura social.
SUBLIMINAR LA VERGÜENZA

No entretenemos nuestros ocios en diseñar modelos de Ejército propio

Manuel Parra Celaya. Oigan, de verdad, que los catalanes no somos así; mejor dicho, una gran parte de los catalanes no entretenemos nuestros ocios en diseñar modelos de Ejército propio, en calcular el número de fragatas para una hipotética Marina o en formar pilotos de Aviación, para efendernos de Madrit o para conquistar manu militari els paissos catalans díscolos a la obediencia del generalísimo Artur Mas.
La actualidad del latinajo se debe a Artur Mas, empeñado en segregar una parte de España con el voto de una población, adoctrinada durante más de 30 años

Referéndums

Manuel Parra Celaya. El origen latino de la palabra está ya en el olvido; sin asomo alguno de pedantería, recordaré que es la abreviación de ad referéndum, que significa para consultar y equivale a plebiscito. Por mucho que pese, la palabreja la puso de moda Francisco Franco, a lo largo de su larga marcha hacia la monarquía, quien convocó dos de ellos, si la memoria no me falla.
Digámoslo sin ambages: uno de los pilares del separatismo ha sido un sector importante del clero -algunas jerarquías incluidas- y de los movimientos eclesiales en Cataluña

El riesgo inminente de un cisma

Manuel Parra Celaya. No me es posible decir aquello tan manido de que me negaba a dar crédito a la noticia, pues, por desgracia, tiene todos los visos de verosimilitud y del tema puede dar fe la experiencia de muchos católicos catalanes.
no creo que en la España de hoy exista una verdadera “conciencia republicana”

¿Conciencia republicana?

Manuel Parra Celaya. ¿Una nueva República? En modo alguno. Las banderas tricolores, con la franja morada inferior (producto de una confusión por la decoloración histórica de la bandera castellana “comunera”) decían bien a las claras que se trataba de una “operación retorno”, de “reinventar” la II República española.